Economía Colaborativa

« Tendencias-12/12/21-visto 292 veces

  1. ¿Qué es la economía colaborativa?
  2. ¿Por qué invertir en sistemas de economía colaborativa?
  3. ¿Cómo invertir en sistemas de economía colaborativa?
  4. ¿Cuáles son las ventajas de la economía colaborativa?
  5. ¿Cuál es la previsión del mercado mundial de la economía colaborativa?
  6. ¿Cuáles son los mejores fondos o ETFs que invierten en sistemas de economía colaborativa?
Un modelo basado en el intercambio de productos o servicios entre particulares a cambio de una compensación, por lo general, de carácter monetario. Las personas involucradas en la transacción se conectan a través de plataformas digitales.

Por eso, al hablar de economía colaborativa también es necesario hacerlo del mundo digital. Los avances tecnológicos han permitido que las personas estén conectadas a Internet de forma permanente y a bajo costo. Esta característica ha facilitado el desarrollo de este modelo, pues la plataforma funciona como lugar de conexión entre quienes buscan un producto o servicio y quienes están dispuestos a ofrecerlo.

Empresas como Uber, Rappi, Mensajeros Urbanos o Airbnb son intermediarios que conectan a estas personas. Quienes ganan dinero por medio de ellas tienen un alto grado de autonomía, pues no deben cumplir horarios y en ocasiones, no son empleados directos de estas compañías.

Existen diferentes modelos de negocio a través de la economía colaborativa. Por ejemplo, hay plataformas que facilitan la compra y venta de productos de segunda mano, algunas conectan a personas interesadas en invertir con emprendedores en busca de inversionistas y otras permiten compartir trayectos en carro.

Este tipo de negocios demuestran que, entre los particulares pertenecientes a una sociedad, es posible satisfacer algunas necesidades al tiempo que se genera una fuente de ingresos. De acuerdo con un informe de la Escuela de Turismo Ostelea, para 2025, solo en Europa, la economía colaborativa podría mover cerca de €300.000 millones al año.

Durante la pandemia de COVID-19, algunos negocios de economía colaborativa se han visto beneficiados. Es el caso de aquellos que ofrecen el envío de domicilios.No obstante, otros que ofrecen transporte de pasajeros y hospedaje se han visto fuertemente afectados.

De cualquier manera, la economía colaborativa, incluso en épocas donde el distanciamiento social es una regla, es una oportunidad para que particulares puedan generar ingresos prestando sus servicios o vendiendo sus productos en un modelo donde todos tienen algo por ganar.

¿Qué es la economía colaborativa?

La economía colaborativa es un modelo económico basado en el intercambio entre particulares sobre la prestación, compra, venta o alquiler de bienes y servicios para obtener un beneficio común. Gracias a las nuevas tecnologías y el Internet consiguen crear un nuevos modelos de negocio y nuevas formas de consumo mediante la conexión de personas de todo el mundo que tengan intereses comunes. 

Encontramos diferentes vías para llevar a cabo una economía colaborativa:

  • Consumo colaborativo en plataformas digitales con el fin de intercambiar bienes y servicios. 
  • Difusión de conocimiento ‘abierto’ en plataformas sin ánimo de lucro en la que la información aportada y facilitada no está sujeta a derechos de autor. 
  • Espacios físicos y virtuales para ayudar en la producción y gestión de proyectos, productos y/o servicios. 
  • Las finanzas colaborativas son más conocidas a día de hoy bajo el nombre de crowdfunding, aunque este concepto abarca también otros sistemas de crédito como préstamos, ahorros, donaciones y microcréditos.

¿Por qué invertir en sistemas de economía colaborativa?

Frente a los avances tecnológicos y un mundo cada vez más digitalizado, ha promovido el interés en sistemas de negocio basados en una economía colaborativa, es decir, un incremento de personas interesadas en invertir principalmente con emprendedores que están en búsqueda de inversionistas. 

Tras la pandemia y la incertidumbre de la economía mundial, este modelo de negocio se ha visto beneficiado, sobre todo en ámbitos de compra y venta material, así como en el sector de la ecología y en proyectos basados en la preocupación medioambiental. 

No obstante, ante un crecimiento de plataformas colaborativas, supone un aumento de competencia, puede terminar en una estimulación de inversión en innovación por parte de otras compañías para proteger sus posiciones en el mercado. 

De hecho, según un informe de la Escuela de Turismo Ostelea solo en Europa, la economía colaborativa podría mover cerca de €300.000 en 2025.

¿Cómo invertir en sistemas de economía colaborativa?

Hay que apostar por las empresas que generan beneficios basados en un modelo autosuficiente. Las empresas que más conocemos en este sector son por ejemplo Uber, Airbnb o Vinted, cuentan los usuarios que logran obtener beneficios de manera muy autónoma. 

De hecho, sería una manera también de impulsar la economía circular mediante la compartición de servicios o productos que no están teniendo uso al 100 % o no terminan de ser del todo rentables en comparación a la necesidad requerida por un solo individuo. 

Principalmente, el sistema de inversión es la compra de acciones en empresas como las ya nombradas anteriormente, o startups que parten de una base de economía colaborativa para poner en auge su negocio.

¿Cuáles son las ventajas de la economía colaborativa?

La economía colaborativa permite su aplicación en diferentes sectores. Algunos de ellos, es el sector turístico de alojamiento, que va del alquiler de pisos particulares o bien el intercambio de casas entre particulares ubicados en diferentes países. Dentro del transporte, hay ya modelos de negocio que permite compartir tu coche ofreciendo un asiento para alguien que necesite realizar el mismo trayecto que vas a realizar, u otra posibilidad sería poner el alquiler por horas cuando sabes que tu vehículo va a estar estacionado por muchas horas o días. 

Uno de los sectores que inició este modelo de economía colaborativa es el de la venta de productos de segunda mano como ropa, muebles, libros, electrodomésticos, entre otras cosas. Otro sector en auge es el de la restauración para evitar el desecho innecesario de la comida sobrante en establecimientos como bares, restaurantes y supermercados. 

En resumen, los beneficios que podemos encontrar es que cada vez hay mayor oferta, tanto en bienes como servicios de particulares y de empresas que se adhieren a esta nueva corriente. Para el consumidor también supone un ahorro económico ya que se puede beneficiar de estos productos y servicios a un coste inferior que con la adquisición de un producto completamente nuevo o de un servició, a grossomodo, privatizado. 

¿Cuál es la previsión del mercado mundial de la economía colaborativa?

La economía colaborativa se ha visto incrementada en los últimos años y el mismo pronóstico se prevé para los próximos años. De hecho, el 2014 su valor se incrementó en 14 mil millones de dólares y según un informe de PwC, los expertos proyectan de aquí al 2025 que este segmento de mercado aumentará a los 335 mil millones de dólares.

Ya no es la digitalización universal lo que permite que la economía colaborativa crezca, sino también las preferencias de los nuevos consumidores, los Millennials y la generación Z. Ellos han promovido una nueva tendencia reclamando un alto grado de interacción personal junto a las numerosas opciones personalizables que van surgiendo. Estos consumidores buscan experiencias cada vez más basadas en la comunidad con el objetivo de obtener un cambio sistemático empresarial.

¿Cuáles son los mejores fondos o ETFs que invierten en sistemas de economía colaborativa?

Uno de los fondos de inversión presentes en este sistema de economía colaborativa es WeWork, una empresa de subarrendamiento de espacios de oficinas. Se pueden comprar acciones de WeWork gracias a la combinación de negocios con la empresa Special Purpose Acquisition Company  (SPAC, ‘Empresa de Adquisición de Propósito Especial’).

Podrías hablar también de Funding Circle (FDCHF), especialista en crowdfunding y préstamos entre pares, conocidos como préstamos peer to peer (P2P), que tiene como objetivo conseguir un beneficio mutuo para todos los involucrados. Los inversionistas individuales, pueden participar en oportunidades alternativas que, a priori, solo tenía acceso los inversionistas de capital privado que estuvieran acreditados. 

Y, por último, otro muy conocido es el Sharing Economy International (SEII) que actualmente se presenta como un motor adquirente estratégico de negocios para reforzar el ecosistema de intercambio. De hecho, tiene como enfoque el uso de la tecnología blockchain para conectar a las empresas adquiridas a través de un entorno operativo compartido y seguro. 

MICROCAPS en Español

1º portal sobre microcaps (empresas de pequeña capitalización bursátil) en español centrado en el negocio y crecimiento de las empresas.

Microcaps en español
Microcaps en español